PlisPlan

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies.

En busca del tesoro: geocaching

25 de Abril de 2016

Con la llegada del buen tiempo en primavera, decidí instalar en mi teléfono móvil una aplicación que tenía muchas ganas de probarla y volver a mi infancia.

Es de esas actividades que te hace revivir ese espíritu aventurero que teníamos cuando éramos niños y de creer que íbamos a encontrar verdaderos tesoros en nuestros juegos de infancia. De eso es lo que va Geocaching.

Alrededor del mundo hay millones de personas apasionadas de este juego que es realmente una aventura donde la diversión y la sorpresa están asegurados.

Al habilitar la geolocaliación en nuestro teléfono, veremos los geocachés (tesoros escondidos) que hay a nuestro alrededor. Al seleccionar un objeto tendremos la opción de iniciar la búsqueda del tesoro viendo el mapa o en la vista de brújula, la que más le gusta a los pequeños, donde aparecerá con una flecha naranja la dirección del tesoro y debajo de la misma, la distancia que falta hasta el geocaché. Las rutas de búsqueda están clasificadas por niveles entre el 1 y el 5.

Cuando faltan 9 metros saltan una alarma y si tienes dificultades para encontrarlo hay una sección de pistas o imágenes que te darán el último empujón para acercarte al tesoro. Cuando lo encuentres lo puedes registrar en la aplicación o incluso en un papel de registro que debe estar incluído dentro del geocaché.

Estos geocachés pueden ser desde botes de plástico como cajas o hasta botellas. Pueden estar escondidos incluso debajo del agua. Como curiosidad, hay geocachés hasta en la Estación Espacial Internacional.

Otra opción para el juego, es ser tú el propio autor de los geocachés, es decir que tú seas el que esconda también los tesoros y los diseñes junto con los más pequeños para hacer algo creativo, con imanes para que se imanten en objetos o con cuerdas para que cuelguen de los árboles.


Adrián, informático y fundador de plis plan.