PlisPlan

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies.

10 ideas para decorar habitaciones de bebe

20 de Mayo de 2016

La llegada de un bebé es siempre una gran alegría no solo para los padres sino también para toda la familia y desde el momento en que se confirma el embarazo, lo primero en lo que pensamos es en el nombre que le vamos a dar, lo segunda, y no menos importante, siempre es cómo vamos a decorar la habitación de ese niño tan deseado.

La habitación de los niños será el lugar en el que pasará sus primeras noches y empezará a disfrutar de su nueva vida repleta de rutinas, por eso es importante que se encuentre cómodo y tranquilo.

 

1. Pintura
La primera parte de nuestro plan es el color de las paredes que no tiene por qué ser lo de siempre, azul para el niño o rosa para la niña. Puedes hacer volar tu imaginación y atreverte con otros colores como verde o amarillo y combinaciones: blanco y negro, turquesa y blanco, etc. También puedes utilizar papel pintado para toda la habitación de lunares, rayas, estrellas, etc., o combinar pintura y papel, eso le dará un aspecto moderno.

 

2. Iluminación
Lo ideal es que la habitación infantil reciba mucha luz natural, pero si eso no es posible, una buena opción es poner una lámpara tradicional en el techo y alguna lámpara auxiliar que de luz indirecta. No te olvides para cuando vaya creciendo una lámpara de mesilla que no de mucha luz con la que contar los cuentos cuando ya se están quedando dormidos.

 

3. Cuna
Para los primeros meses de vida, podéis elegir por una minicuna o Moisés, de esa manera el bebé puede dormir con vosotros y facilitar las tomas de la noche y vigilarlo con tranquilidad.

Pasados esos tres o cuatro meses podemos comprar una cuna tradicional, de las de toda la vida. Otra buena opción es una cuna convertible que se va transformando y adaptando a medida que el niño crece. Pueden llegar a transformarse incluso en habitaciones juveniles.

 

4. Cambiador
El cambiador es otra pieza que no puede faltar. Lo mejor es elegirlo amplio. Lo mejor es tipo cómoda, con cajones y bañera incorporada, de esa manera podemos utilizar los cajones para tenerlo todo a mano en el momento del baño. Recuerda si el cambiador es elevado no dejar nunca al niño en este lugar solo, sobre todo cuando ya tienen los 4 meses de edad.

 

5. Pañalera y toallitas

Para tú comodidad te recomendamos adquirir o fabricar tú mismo una pañalera para el continuo trasiego de pañales así como toallitas que siempre son muy socorridas para limpiar a los bebés.

 

6. Cremitas

La zona de las cremitas así como colonia o peines también es importante tenerla a mano y sobre todo cerca del cambiador.

 

7. Armario
Es difícil de creer que una cosa tan pequeña tenga tanta ropita, pero es así. El armario debe ser amplio, con muchos cajones percheros, baldas, para poder guardarlo todo ordenado y que con un solo golpe de vista encontremos lo que buscamos.

 

8. Decoración

En este apartado podemos hacer volar la imaginación ya que es la parte más divertida de nuestro plan: colcha, estores, cortinas, cojines, etc., con colores que combinen o contrasten con el color de las paredes. Móviles colgantes fabricados con pompones, flores de cartón, animales de peluche, etc., vinilos decorativos, juguetes, algún sillón o sofá, mesa de actividades, en definitiva, todo lo que se nos ocurra. Aunque debemos recordar que menos es más, no es necesario recargar demasiado la habitación del niño.

 

9. Humidificador

Es fundamental para tener un ambiente húmedo para facilitar la respiración de los recien nacidos. Piensa que los valores de humedad en el hogar recomendados debes estar entre 40 y 60 y sobre todo en los meses fríos cuando utilizamos la calefacción estos niveles suelen bajar.

 

10. El interfono

Es muy útil cuando estás moviéndote de una habitación a otra y quieres dejar al bebé descansar tranquilo. Los hay ya con baterías que te permiten moverte con libertad por la casa.


Laura, mamá